Tratamientos compactos

Las aguas brutas antes de su tratamiento propiamente dicho se someten generalmente a un pretratamiento, que comprende una serie de operaciones físicas y mecánicas, que tienen por objeto separar del agua residual la mayor cantidad posible de materias que por su naturaleza o tamaño crearían problemas en los tratamientos posteriores.

Debido a problemas relativos a las malas características del agua bruta (septicidad, grandes variaciones de caudal y/o carga, vertidos industriales, etc.), es necesario incluir en el pretratamiento otras operaciones de carácter mecánico o químico, cuyo fin es mejorar la calidad de dichas aguas para asegurar una mayor efectividad de los procesos situados aguas abajo o evitar problemas medioambientales. En pequeñas instalaciones la solución de una planta de tratamiento compacto puede ser la solución más versátil y permite reducir en un importante grado la obra civil necesaria.

Importancia del pretratamiento

Es indispensable dar a los pretratamientos la importancia que tienen, cuidando su diseño y su explotación, ya que cualquier defecto puede repercutir negativamente en el resto de las instalaciones, produciéndose obstrucciones de tuberías y bombas, desgaste de equipos, formación de costras y depósito de arenas en digestores anaerobios, descenso del rendimiento de los distintos procesos, etc. 

Mediante las operaciones del pretratamiento, se elimina generalmente la parte de contaminación más visible y molesta desde el punto de vista de explotación, sólidos de grandes y medianas dimensiones, arenas, grasas, etc., en forma de residuos de volumen generalmente moderado, que puedan almacenarse y manipularse sin problemas.

Las operaciones englobadas en el pretratamiento pueden encuadrarse en las siguientes:

  • Desbaste mediante rejas de gruesos.
  • Desbaste mediante tamices de finos.
  • Desarenado.
  • Homogeneización y regulación de caudales y cargas.
  • Preaireación.

Plantas de tratamientos

En las plantas de tratamientos compactos se agrupan diferentes tratamientos de una forma compacta, reduciendo los trabajos de obra civil comunes y necesarios en los tratamientos convencionales.

Las dimensiones de pequeñas plantas son escenarios perfectos para estas soluciones donde en un espacio reducido pueden agruparse varios procesos.

QUILTON responde a esta necesidad con una variedad de soluciones en función de los diferentes problemas a solventar y las características de cada planta, como son:

  • Plantas de tratamiento compacto.
  • Estaciones tamiz.
  • Estaciones de desbaste completo.
  • Estaciones de recepción de sólidos de chuchara bivalva.
  • Plantas compactas para tratamiento de lodos.

Ventajas de la estación Tamiz

Las principales ventajas de la estación tamiz QUILTON son las siguientes: 

  • Reducción en obra civil.
  • Desarrollos a medida.
  • Posibilidad de crear unidades móviles.
  • Suministros llave en mano.
  • Versatilidad a variaciones de tratamiento, caudal y concentración de sólidos.

Aplicaciones de los tratamientos compactos

Los equipos de tratamientos compacto QUILTON pueden tener diferentes aplicaciones como las siguientes:

  • Pretratamiento de pequeñas depuradoras.
  • Ampliaciones de pretratamientos existentes.
  • Multitud de aplicaciones en industria.