Aguas residuales

¿Qué son las aguas residuales?

Comúnmente hablando, el concepto de aguas residuales engloba todas aquellas aguas cuya calidad se ha visto afectada negativamente por la influencia antropogénica. Con el fin de acotar el concepto, nos referiremos específicamente a aquéllas resultantes de actividades realizadas en domicilios y entornos urbanos. Estas aguas residuales de origen doméstico se caracterizan por formar caudales pequeños pero continuos y por contener una elevada carga contaminante.

Generalmente derivan en sistemas de alcantarillado a través de los cuales son trasladadas hasta plantas de tratamiento de aguas residuales, donde se llevará a cabo el procesamiento correspondiente.

Las aguas de desecho vertidas a una corriente superficial sin ningún tratamiento pueden provocar graves inconvenientes, llegando a afectar a la fauna y la flora presentes en el entorno y, consecuentemente, a toda la sociedad. Por tanto, antes de ser vertidas en las masas receptoras, las aguas residuales deben recibir el tratamiento adecuado, que variará en función de las condiciones que presenten los cauces en los que van a ser vertidas.

Clasificación de las aguas residuales

Dentro de las aguas residuales domésticas y urbanas, podemos distinguir dos grandes tipologías en función de su procedencia y carga residual: las aguas negras y las aguas grises.

Aguas negras

Las aguas negras, o también denominadas aguas fecales o cloacales, son todas aquéllas procedentes de desechos orgánicos producidos por animales y humanos. Se caracterizan por presentar en su composición una gran carga de sustancias sólidas de naturaleza orgánica y altamente putrescibles. Normalmente contienen un alto porcentaje de bacterias fecales como Escherichia coli.

Características de las aguas negras:

  • Son consideradas un residuo debido a que no sirven para un uso directo.
  • Reciben el nombre de cloacales debido a que se transportan por las cloacas o alcantarillas.
  • Cuando no se dispone de alcantarillado se almacenan en pozos, balsas o tanques.
  • Las sustancias residuales que se encuentran presentes en estas aguas pueden estar disueltas, suspendidas o en estado coloidal. La naturaleza de estas sustancias puede ser mineral u orgánica.
  • Las aguas negras son especialmente contaminantes y, debido a la gran cantidad de agentes patógenos que portan, pueden llegar a ser extremadamente peligrosas para la salud humana causando enfermedades e infecciones.

Aguas grises

Las aguas grises, presentando una menor carga orgánica y siendo menos contaminantes que las anteriores, provienen del uso doméstico; generalmente el lavado de utensilios, ropa e higiene personal. Característicamente, estas aguas presentan una alta concentración de productos químicos fosfatados y clorados procedentes de detergentes y jabones.

Debido a la poca carga contaminante que presentan, se suele optar por alternativas a su eliminación que permiten el uso eficiente de estas aguas. De este modo, las aguas grises se convierten en un recurso reutilizable habitual y reportan grandes beneficios ecológicos.

Tratamiento de aguas residuales

Problemática de las aguas residuales

Debido a la delicada situación, las aguas residuales cloacales requieren un sistema de tratamiento que tendrá por principal misión la de canalizar las mismas, tratar el contenido residual y desalojar los desechos para evitar los grandes problemas que ocasionan: la contaminación ambiental y la proliferación de virus. 

Métodos de tratamiento

Existen diversos tipos de tratamiento de aguas residuales, que variarán en función de la naturaleza de los desechos y agentes contaminantes presentes en ellas. 

En el caso de la materia orgánica e inorgánica en suspensión, es común utilizar la sedimentación y la filtración. En cambio, para la materia disuelta se suelen utilizar procedimientos biológicos como por ejemplo la oxidación química. Normalmente estas aguas residuales se tratan en las depuradoras para su descontaminación.

Contaminantes más comunes

  • Sólidos en suspensión:  pueden conducir al desarrollo de depósitos de fango y de condiciones anaerobias cuando se vierten aguas residuales sin tratar al entorno acuático.
  • Materia orgánica biodegradable: compuesta principalmente por proteínas carbohidratos y grasas animales. Se mide en términos de DBO y DQO. Si se descarga en el entorno sin tratar, su estabilización biológica puede llevar al agotamiento de los recursos naturales de oxígeno y al desarrollo de condiciones sépticas.
  • Patógenos: pueden transmitir enfermedades contagiosas. 
  • Nutrientes: tanto el nitrógeno como el fósforo y el carbono, si se vierten al entorno, pueden llevar al crecimiento de vida acuática no deseada. 

Contaminantes y patógenos emergentes

El cambio ambiental, los cambios en el comportamiento, el incremento de la población y los fenómenos de globalización, así como las nuevas tecnologías y avances científicos ponen de manifiesto el riesgo de aparición de patógenos y contaminantes emergentes en el mundo del agua.

De este modo, pequeñas cantidades de productos utilizados en la actividad diaria, desde la cafeína y las hormonas hasta los detergentes, antibióticos, drogas y productos farmacéuticos son vertidos diariamente sobrepasando muchos de los procesos de depuración.

Los contaminantes emergentes son, en muchos casos, contaminantes no regulados. Su principal característica, y a su vez factor de peligrosidad, es que no es necesario que persistan en el medio para causar efectos nocivos, ya que su eliminación es compensada con su continua introducción al medio. Las aguas residuales domésticas son una de las principales fuentes de aporte de contaminantes emergentes.

Soluciones para el tratamiento de aguas residuales

El agua es una materia prima esencial para la vida y cada vez más escasa. Las aguas residuales domésticas y urbanas, de no ser adecuadamente procesadas, son una importante fuente de contaminación para los ecosistemas acuáticos y terrestres. Por ello, el diseño de sistemas de tratamiento de aguas residuales eficaces cobra especial relevancia. En QUILTON, conscientes de esta necesidad, colaboramos en el diseño y la fabricación de equipos que contribuyen al tratamiento de aguas residuales.